Tratamiento botox, sus ventajas.

Tratamiento botox, sus ventajas.

El botox es uno de los tratamientos más demandados en medicina estética. Se utiliza para tratar las arrugas del tercio superior de la cara, las arrugas alrededor de los ojos o patas de gallo, las de la frente y las del entrecejo.

Estas arrugas se producen por contracciones musculares repetidas al gesticular, al reír, al enfadarnos… y el botox relaja estos músculos atenuando las arrugas.

Es un tratamiento muy sencillo, dura aproximadamente 30 minutos, se realiza en consulta, y el resultado se aprecia a partir del tercer al décimo día, que es cuando citamos a la paciente para hacerle algún retoque. El botox dura aproximadamente de cuatro a seis meses.

Las arrugas alrededor de los ojos (patas de gallo) se producen debido al músculo orbicular, si utilizamos botox en esta zona conseguiremos tres cosas: relajar la mirada, atenuar las arrugas y levantar un poco la cola de la ceja

El botox se diluye con suero fisiológico, de hecho, es un tratamiento con un resultado muy natural, siempre que se usen las dosis adecuadas.

¿Efectos secundarios que pueden ocurrir?

Algún pequeño hematoma es lo más importante, que se puede disimular con un poco de maquillaje. Otra cosa importante es que tres horas después del tratamiento no se masajee ni se frote la zona, si se quiere poner cremas por la noche tiene que ser siempre con un masaje muy suave.

Es recomendable al finalizar el tratamiento usar un poco de protección solar si tiene que estar expuesto al sol.

Las ventajas de la toxina botulínica

  • Rapidez de ejecución: En tan solo 5 minutos se realiza el tratamiento del tercio superior de la cara.
  • Ausencia de baja laboral: Se afirma que es el tratamiento del almuerzo. Muchas pacientes lo hacen sin notoriedad alguna durante su tiempo de descanso laboral.
  • Coste reducido: En la medida que no hay ingreso hospitalario su coste es, cuanto menos, asumible.
  • Ausencia de estigmas post-tratamiento: Raramente hay hematomas, no hay apenas inflamación ni enrojecimiento.
  • Tratamiento ambulatorio: Ya que se realiza en la propia consulta.
  • Indoloro: Tan solo se precisa de un poco de crioterapia o aplicación de frío local combinado con una crema anestésica tópica.
  • Se puede aplicar en una horquilla de edades: Entre 30 a 65 años.
  • Método seguro: Siempre y cuando lo realice un cirujano plástico, el mejor conocedor de la anatomía facial.
  • Da vida y dulcifica la mirada: En contra de la estigmatización social de que el Bótox deja una expresión rígida y asustada.
  • Mejora las “migrañas”
  • Altamente eficaz en el tratamiento de la hipersudoración.
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.