Rinoplastia en Barcelona

La rinoplastia o cirugía de la nariz es una técnica quirúrgica consistente en remodelar la nariz en función del rostro (reducción o aumento de tamaño, corregir desviaciones…), tanto por motivos estéticos, como para corregir alteraciones que hacen difícil la respiración de la persona.

Duración de la intervención

La cirugía es llevada a cabo mediante anestesia local y sedacción, generalmente. La duración de esta técnica quirúrgica puede variar dependiendo de la complejidad de la intervención, pero suele estar en torno a 1 o 2 horas. Habitualmente este procedimiento no requiere ingreso hospitalario y se lleva a cabo una recuperación de 2-3 horas en la clínica previa al alta.

Descripción de la técnica

Este tipo de intervención se basa en realizar las incisiones que se necesiten según el caso. Normalmente estas incisiones se realizan en el interior de la nariz para que no se produzcan cicatrices a la vista, quedando una mínima cicatriz mínima en la base.

Principalmente hay dos tipos de abordajes de intervención: Rinoplastia abierta: Deja una cicatriz casi imperceptible en la zona de la columela. Se realiza una incisión en esta zona para entrar a la nariz y poder corregirla. Actualmente, es la técnica más popular porque permite ver sobre las estructuras que se está trabajando. Rinoplastia cerrada: Todas las incisiones son internas, endonasales y no se aprecia ningún tipo de cicatriz visible. Cada tipo de intervención en la rinoplastia es completamente distinta, dependiendo de lo que precise el paciente.

Periodo de recuperación

El post-operatorio suele ser poco doloroso. Las molestias leves que se producen serán tratadas con medicación. Sin embargo, hay que subrayar que es incómodo durante las primeras 48 horas en las que se lleva el taponamiento nasal. Se recomienda mantener la cabeza elevada los primeros días y evitar hacer ejercicios bruscos durante la primera semana. Asimismo, se aconseja no sonarse la nariz durante los primeros días o hacerlo de forma suave, no utilizar gafas hasta que se autorice y dormir boca arriba.

La recuperación es variable entorno a los 5 a 8 días.