Rinoplastia: la guía definitiva

Todo sobre la Rinoplastia

Rinoplastia: la guía definitiva

¿Estás pensando en someterte a una intervención de rinoplastia? Si es así, aquí encontrarás toda la información que necesitas: ¡todo sobre la rinoplastia!

La guía definitiva con todo lo que debes saber sobre este servicio. Un manual claro y muy específico que te servirá de ayuda para conocer todos los aspectos imprescindibles a tener en cuenta.

¿Qué es la rinoplastia o cirugía de nariz?

La rinoplastia es una técnica quirúrgica que tiene como fin remodelar la nariz en función de las características del rostro, ya sea por motivos estéticos (cirugía estética) o funcionales (cirugía correctiva).

En relación al conjunto del rostro, mediante esta intervención se reduce o aumenta el tamaño y se corrige la forma (desviaciones).

¿Qué se consigue con la rinoplastia?

Como hemos mencionado, gracias a la rinoplastia podemos conseguir mejoras tanto estéticas como funcionales.

Beneficios estéticos de la rinoplastia:

  • Modificar el tamaño, ancho y forma de nariz.
  • Corregir el perfil.
  • Cambiar la forma de la punta nasal.
  • Cambiar los ángulos de la nariz.
  • Modificar el tamaño y la posición de las fosas nasales.

Beneficios funcionales de la rinoplastia:

  • Solucionar ciertas dificultades respiratorias, permitiendo corregir aquellas deformidades que obstruyen el funcionamiento normal del sistema respiratorio (apnea del sueño).
  • Resolver defectos de nacimiento (tabique desviado).
  • Reconstrucción de la nariz en caso de lesión o accidente.
  • Solucionar problemas de ronquidos.

¿Cómo saber si necesito una rinoplastia?

Cuando se trata de motivos funcionales, ha de ser un especialista es que te asesore y te indique si la rinoplastia podría ser una solución al problema en cuestión. Por ello siempre es imprescindible consultar con un profesional que pueda valorar tu caso y proponerte las mejores alternativas.

Cuando el motivo es estético, el asesoramiento también es fundamental, sobre todo para aconsejarte en base a las características de tu rostro. Existen numerosos tipos de nariz, y por tanto, infinidad de posibles modificaciones estéticas. Dependiendo de tus necesidades y las de tu rostro, el cirujano estético te propondrá las correcciones que considera convenientes.

¿En qué consiste la intervención?

La intervención de rinoplastia se basa en la realización de incisiones. Normalmente se llevan a cabo en el interior de la nariz, para evitar cicatrices a la vista, aunque depende del caso de cada paciente.

Dependiendo del diagnóstico del paciente, la rinoplastia puede ser abierta o cerrada.

La rinoplastia abierta, que es la más popular actualmente, deja una cicatriz casi imperceptible en la zona de la columela, la parte que une la punta y la base de la nariz. A través de esta incisión se interviene la estructura interna de la nariz para tener más visibilidad de la zona a tratar.

La rinoplastia cerrada, por su parte, se basa en incisiones internas, es decir, endonasales, y no deja ningún tipo de cicatriz visible, ya que la intervención se lleva a cabo a través de las fosas nasales.

¿Cuánto dura la intervención?

La duración de la intervención de rinoplastia, para la que se aplica anestesia local y sedación, puede variar en función de la complejidad de cada caso, pero suele oscilar entre 1 y 2 horas.

Generalmente no requiere ingreso hospitalario, aunque sí que se recomienda una recuperación de 24 horas que se realiza en la clínica de forma previa al alta.

Proceso de la operación de nariz

¿Cómo es el postoperatorio?

El postoperatorio suele ser poco doloroso, y las molestias leves que se producen son tratadas con medicación. Sin embargo, hay que subrayar que es incómodo durante las primeras 48 horas, en las que se lleva el taponamiento nasal.

Es totalmente normal la aparición de hematomas y morados, así como sentir cierta incomodidad, un poco de congestión, cansancio y sensibilidad dentro y alrededor de la nariz. Otros de los síntomas comunes son dolor leve, hinchazón, supuración y, en algunos casos, sangrado.

¿Y la recuperación?

La recuperación es variable, y ronda entre los 10 y los 15 días, dependiendo siempre de cada caso y del correcto seguimiento de las recomendaciones proporcionadas por el cirujano.

Hay que tener en cuenta que los tejidos de la nariz necesitan cierto tiempo para adaptarse al procedimiento al que han sido sometidos, por lo que es indispensable seguir, sin ninguna excepción, todas las indicaciones y prescripciones médicas proporcionadas por el cirujano.

El resultado definitivo, debido a las cicatrices internas de la rinoplastia, se percibe pasados entre 3 y 6 meses.

¿Qué recomendaciones debo seguir después de someterme a una rinoplastia?

Como comentábamos, para obtener los resultados deseados lo antes posible es fundamental cumplir de manera estricta con todas las indicaciones facilitadas por el cirujano.

  • Reposo y evitar esfuerzo

Durante la primera semana es esencial tomar reposo, así como evitar hacer ejercicios bruscos como levantar objetos pesados durante al menos 15 días después de la operación.

  • Dormir/descansar boca arriba

Es muy recomendable dormir boca arriba durante los primeros días, ya que esto evitará posibles daños en la zona de la nariz. También se aconseja mantener la cabeza elevada.

  • Mantenerse hidratado

Este punto hará que el dolor disminuya y que la recuperación se acelere.

  • No fumar

Evitar fumar es un apartado clave, ya que hacerlo se puede dificultar la cicatrización y por lo tanto retrasar y dañar el proceso de recuperación.

  • No sonarse la nariz

La sensación de congestión nasal los primeros días es muy normal, pero no es recomendable sonarte la nariz para evitar posibles hemorragias. En cualquier caso, se recomienda hacerlo de forma suave.

  • Evitar tomar el sol

Además de evitar tomar el sol a toda costa y ponerse mucha protección, durante los primeros meses tras una operación de nariz es imprescindible evitar condiciones meteorológicas extremas como viento o frío.

  • No usar gafas

Hasta que el especialista lo autorice, se recomienda no usar gafas por la presión que estas pueden ejercer en la zona de la nariz.

  • Otras recomendaciones

Junto a estas, durante las dos primeras semanas se facilitan otras recomendaciones generales, como usar camisas con botones o cremalleras para evitar el roce con la nariz, evitar masticar alimentos muy duros, intentar estornudar con la boca abierta, evitar conducir o evitar bostezar o abrir mucho la boca.

¿Cuál es el precio de una rinoplastia en Barcelona, Badalona y Sabadell?

¿Tienes más dudas sobre la rinoplastia y quieres concertar tu primera visita gratuita?

Primera visita y valoración gratuita con financiación a medida.
¡Déjanos tus datos y nos ponemos en contacto contigo! Estamos en Barcelona, Badalona y Sabadell.

     

    No Comments

    Sorry, the comment form is closed at this time.

    Abrir chat