Relleno de arrugas

Relleno de arrugas

Casi sin darte cuenta puedes tener una piel radiante y suave con el relleno de arrugas. A diferencia de los tratamientos con Botox que bloquean el músculo, las inyecciones para rellenar arrugas dan volumen sin tocar nada y el pliegue de piel de la cara desaparece.

Los rellenos de arrugas se utilizan para dar volumen, engordar caras muy delgadas, levantar pómulos y sonrisas, aumentar labios y rejuvenecer la piel de las manos. A diferencia de otros tratamientos, con el relleno de arrugas se evitan la mayoría de las reacciones alérgicas así como la formación de pequeños bultos bajo de la piel.

Existen varios tipos de relleno dérmico:

Ácido hialurónico, colágeno, hidroxiapatita cálcica, ácido poli-L-láctico, PMMA (polimetilmetacrilato) y grasa autóloga. Se diferencian por presentar diferentes propiedades químicas y durabilidad (rellenos permanentes y rellenos temporales).

La infiltración de rellenos dérmicos consiste en un procedimiento mínimamente invasivo, fácil y rápido de realizar, ofreciendo resultados casi inmediatos. Además, el paciente puede regresar a su actividad cotidiana de forma inmediata.

Se realiza en consulta médica y durante unos 15-30 minutos.

Procedimiento:

Antes de realizar el relleno dérmico se suele aplicar frio local, anestesia tópica o anestesia troncular (que consiste en el bloqueo nervioso local), para que el procedimiento transcurra sin dolor.

Tras realizar el procedimiento:

  • Se debe evitar realizar ejercicio físico intenso durante 24-48h
  • No exponerse al sol ni cabinas de rayos UV
  • Evite tocar o masajear la zona tratada durante tres días

Duración de los resultados:

La mayoría de los materiales de relleno ofrecen resultados temporales y requieren repetir los tratamientos para mantenerlos en el tiempo. El ácido hialurónico suele durar entre 4 y 12 meses. Se necesitará repetir el procedimiento cuando los signos de envejecimiento empiecen a surgir.

Posibles efectos secundarios:

Después de recibir las inyecciones de relleno, algunos pacientes pueden sufrir algunos efectos secundarios, que por lo general suelen ser leves y transitorios:

  • Enrojecimiento
  • Hinchazón o edema
  • Pequeños hematomas

Estos efectos secundarios suelen desaparecer en 7 a 14 días o incluso antes.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.