Recupera tu autoestima con un vientre plano

Recupera tu autoestima con un vientre plano

Los cánones de belleza son muy dispares según la región y cultura en la que vivas, pero en algo que muchos coinciden es en tener un vientre plano.

Debido a factores como el sedentarismo, embarazo, predisposición genética o el envejecimiento se acumulan depósitos grasos principalmente en la región abdominal, cartucheras, piernas y brazos.

Para decir adiós a esta grasa, una liposucción puede ser la intervención que andas buscando. La liposucción es una operación nos permite quitarnos esos cúmulos de grasa que penalizan nuestra silueta.

¿Quién es el paciente ideal?

Todos los candidatos para la liposucción deben tener expectativas realistas con respecto a los resultados que se pueden lograr a través del procedimiento y deben estar física y mentalmente saludables.

El mejor candidato es una persona cuyo peso actual no supera en más de 10 kilos a su peso ideal, que goza de un excelente estado de salud y tiene depósitos de grasa que no respondieron a dietas ni ejercicios.

Intervención                                                

Para que la liposucción tenga un resultado óptimo, en la Clínica Egos nos centramos en conocer el historial del paciente. De esta manera podremos saber si sigue algún tratamiento médico, cuáles son sus hábitos alimenticios, si es fumador, o si sufre alguna enfermedad. Expuesto esto, se le indicarán unas normas que debe seguir a rajatabla para que la operación sea exitosa.

Generalmente, la operación de liposucción se realiza con anestesia local y sedación, aunque puede variar según sean las características propias de cada paciente y del área a tratar.

La operación de liposucción suele tener una duración aproximada de entre una a dos horas, y siempre debe llevarse a cabo en un quirófano para garantizar todas las medidas de asepsia y seguridad.

Período de recuperación

Durante el post-operatorio, se coloca una prenda compresiva que ayudará a la piel a ajustarse a su nuevo contorno corporal. Esta, deberá llevarse durante unas cuatro semanas. Cabe destacar que es normal que aparezcan hematomas e inflamación en la zona intervenida que irán desapareciendo paulatinamente.

La vuelta a la normalidad en técnicas como la liposucción suele rondar en torno a la semana, aunque este tiempo es estimado y variable dependiendo de la zona intervenida y de la persona.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.