Recupera tu figura con la abdominoplastia

Recupera tu figura con la abdominoplastia

La aparición de la flacidez abdominal puede ocurrir por falta de ejercicio, incrementos y pérdidas de peso importantes, sobrepeso, sedentarismo, en el caso de las mujeres por distensión ocasionada por embarazos.

El objetivo de la abdominoplastia es conseguir una mejor forma del abdomen, mejor tersura de la piel, eliminación de estrías en el caso de presentarlas y tensar la musculatura abdominal.

Recomendaciones para la abdominoplastia:

La persona debe estar lo más cerca posible de su peso ideal, lo cual facilita la intervención, disminuye la incidencia de complicaciones en el postoperatorio y mayor probabilidad de una pronta y satisfactoria recuperación.

Esta cirugía no es sustituta para una reducción de peso en caso de obesidad.

Es desaconsejable realizar esta intervención en mujeres que tengan previstos nuevos embarazos, ya que la distención abdominal que se produce puede afectar posteriormente un buen resultado operatorio.

Se recomienda el reforzamiento de la pared abdominal y sutura en el recto abdominal.

La intervención

La intervención se lleva a cabo bajo anestesia general o regional y se compone de cinco pasos primordiales:

1. En la mayoría de los casos, se inicia la intervención con la liposucción de abdomen en los flancos y caderas remodelando así el contorno corporal del paciente.

2. La intervención continúa con una abdominoplastia, que implica extirpar del abdomen toda la piel y grasa excedente, el llamado delantal abdominal.

3. La pared abdominal se reconstruye mediante el uso de suturas para unir los músculos rectos del abdomen, que en los embarazos se separan formándose un área de debilidad (diastasis de rectos); es por esto que en cada embarazo el abdomen puede distenderse.

4. Cierre cutáneo: sutura del colgajo de piel que se formó.

5. Recolocación del ombligo llamada neoumbilicoplastia.

 

Casi la totalidad de los casos de intervenciones de abdominoplastia se combinan la liposucción y las técnicas de abdominoplastia convencional. Esta opción de cirugía da al cirujano más versatilidad y un resultado estético más completo.

El ingreso hospitalario es habitualmente de 24 horas y la recuperación completa exige de dos a cuatro semanas. Durante el primer mes es recomendable no realizar grandes esfuerzos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.