Otoplastia en Madrid

La otoplastia también conocida como cirugía estética de orejas, es un procedimiento quirúrgico, cuya finalidad es modificar la forma, posición o tamaño de las orejas, dependiendo de las características del caso. En Clínica Egos somos especialistas en otoplastia en Madrid.

Tiempo de intervención1 hora
Anestesia
Anestesia local con o sin sedación
Reposo postoperatorioNo requiere reposo, 4 horas de sedación
Cuando se ven los efectos
1 semana
Tiempo de recuperación
1 semana
ResultadosPermanentes

¿Qué es la otoplastia?

Es el término que recibe el procedimiento quirúrgico cuya finalidad es reducir el tamaño de las orejas, modificar su forma, acercarlas al rostro, o mejorar el aspecto de orejas “despegadas”.

Esta cirugía ha aumentado su demanda considerablemente en los últimos años, y es solicitada con frecuencia a causa de problemas psicológicos y sociales que experimentan las personas con orejas prominentes. El procedimiento se puede realizar después de los 4 años de edad, pues en este punto las orejas ya han crecido prácticamente por completo.

Los resultados de la cirugía son permanentes, y se suele realizar en ambas orejas, a fines de mantener la simetría del rostro, mencionando que este procedimiento no afectará tu capacidad auditiva, pues es netamente externo.

Cirugía estética de orejas en Madrid

La cirugía estética de orejas o mejor conocida como otoplastia, es un procedimiento quirúrgico, cuyo objetivo es modificar la forma, posición y tamaño de los orejas, armonizándolas con el rostro y las expectativas del paciente.

El término otoplastia también aplica para aquellos individuos que desean mejorar la apariencia de sus orejas, pese a que alguna de ellas o ambas se encuentren deformes, a causa de una lesión o un defecto de nacimiento.

Esta cirugía se puede realizar durante cualquier punto de la vida, después de que el individuo haya alcanzado los 4 o 5 años de edad, puesto que las orejas ya han logrado su tamaño definitivo. Cabe acotar, que si tu bebé nace con orejas prominentes, el entablillado puede corregir con éxito esta condición, siempre y cuando se realice inmediatamente posterior al nacimiento.

¿Por qué se realiza este tratamiento?

Las razones por las que se efectúa este procedimiento son netamente estéticas, y suelen estar muy relacionadas con los problemas psicológicos y sociales que presentan los pacientes con orejas prominentes.

En general, es común en pacientes, donde una u ambas orejas sobresalen de la cabeza, cuando sus orejas son demasiados grandes en comparación con su cara, sus orejas se han deformado a causa de una lesión, o simplemente el paciente no se encuentra satisfecho con su anterior cirugía estética de orejas.

En términos generales, se podría decirse que cualquier persona que presente descontento con el tamaño, posición o forma de sus orejas es candidata a una otoplastia. En el caso de los niños, lo ideal es evidenciar el comportamiento del pequeño, recomendablemente por un psicólogo, y no forzarle a realizar la cirugía, a menos de que él manifieste un comportamiento de rechazo hacia sus orejas.

Todos los candidatos a esta cirugía deben gozar de un buen estado de salud general, sin enfermedades o infecciones crónicas en el oído, mencionando que, en el caso de los adultos es ideal la evaluación psicológica previa a la operación, a fines de comprobar que sus expectativas son realistas en cuanto a la cirugía.

Procedimiento

Todo el proceso inicia, durante la primera consulta con el cirujano, en la cual es común que debas responder preguntas asociadas con tus antecedentes médicos, enfermedades actuales o recientes, medicamentos que tomas, y cirugías pasadas. También serás sometido a un examen físico, para evaluar a detalle la ubicación, tamaño, forma y simetría de tus orejas.

De igual manera, es importante hablar durante la consulta sobre tus expectativas, y las razones por las que deseas someterte al procedimiento, además de hablar sobre los riesgos, representados mayormente por las reacciones alérgicas, cambios en la sensibilidad de la piel, y sobrecorrección.

El médico te hará saber que es necesario dejar de fumar antes y durante el proceso de recuperación, e interrumpir el consumo de medicamentos que afecten la coagulación de la sangre, por ejemplo, la aspirina. Así mismo se recomienda evitar el consumo de medicamentos antiinflamatorios, y suplementos naturales a base de hierbas.

Se sugiere que coordines con tu familia o amigos cercanos, para que te lleven a casa después de la cirugía, y que permanezcan contigo durante la primera noche de recuperación.

El procedimiento en sí, consiste en realizar una pequeña incisión en la sección posterior de tu oreja, cuyo objetivo es exponer el cartílago auricular, este último se modifica, remodela, y en ocasiones se le elimina una porción, para disminuir el tamaño de la oreja, y brindarle una apariencia más natural.

Posteriormente, se acerca la oreja a la cabeza, y se procede a eliminar una cuña de piel de la sección inferior de la oreja. La cicatriz de la cirugía es prácticamente invisible, ya que se disimula en la parte inferior de la oreja, mencionando que los puntos se retiran un par de días después.

Cabe destacar, que existen otras técnicas de otoplastia aplicables en otro tipo de correcciones, por ejemplo, la incisión a través de los pliegues de la oreja, durante el procedimiento el objetivo es el mismo, eliminar el exceso de cartílago y piel, y posicionar el cartílago correctamente, luego, proceder con puntos internos para cerrar la incisión.

Tiempo de la intervención

En términos generales, el procedimiento suele tardar unas dos o tres horas, dependiendo de las características del caso. La anestesia puede ser local o general, y la cirugía puede realizarse de forma ambulatorio o con hospitalización, es decir, que el paciente permanezca en la clínica durante su primera noche postoperatoria.

En niños se recomienda utilizar la anestesia general, y en adultos si se puede realizar con anestesia local, bien sea con o sin sedación.

Después de la operación

Al culminar el procedimiento quirúrgico, se procede a colocar un vendaje o cinta alrededor de la cabeza, en la cual se cubren las dos orejas, para que cicatricen en la posición correcta, vendaje que por ninguno motivo debe quitarse o aflojarse, trascurrida una semana este será reemplazado por otro más ligero, procedimiento realizado por el médico tratante.

Este segundo vendaje, deberá permanecer durante las siguientes dos semanas postoperatorias, para evitar que las orejas se doblen o lastimen, especialmente durante el sueño. En la recuperación es común experimentar dolor o molestias, que serán tratadas con los analgésicos indicados por el médico.

En el primer mes posterior a la cirugía es pertinente evitar cualquier actividad física, en la que se puedan doblar o lastimar las orejas. El paciente podrá retomar sus actividades laborales trascurridos 5 días de la cirugía, en el caso de los infantes podrán retomar sus actividades escolares, manteniendo las precauciones en cuanto a la actividad física se refiere.

Ventajas de este tratamiento

La otoplastia es una cirugía que ofrece múltiples beneficios, donde destaca:

  • Resultados inmediatos que se apreciaran al retirar las vendas.
  • Cambios permanentes en la apariencia de tus orejas.
  • Rápida recuperación, con sólo una semana de cuidados postoperatorios, pues trascurrido este tiempo, podrás reincorporarte paulatinamente en tus actividades.
  • Incisiones y cicatrices prácticamente invisibles, pues se encuentran escondidas en la sección inferior de la oreja.
  • Cirugía versátil que permite adaptarse a las expectativas del paciente, bien sea incrementar o disminuir el tamaño de las orejas, mejorar su posición, o corregir asimetrías y malformaciones.
  • Operación de carácter ambulatorio, que en personas adultas se puede realizar cómodamente a través anestesia local.

Cabe acotar, que el resultado final logrará apreciarse trascurridos dos meses de la operación, y que la cirugía presenta muy pocos riesgos asociados con infecciones en el cartílago, asimetría en las orejas, hematomas, cicatrización defectuosa, anomalías en la sensibilidad cutánea, alergias, y riesgos vinculados con el uso de anestesia.

Precio tratamiento de otoplastia en Madrid

El precio de esta cirugía en la capital de España, suele variar de acuerdo a la complejidad del caso. Pero, en términos generales, el monto oscila entre los 1800 y 3000 euros, los cuales se pueden pagar a través de cómodos planes de financiamiento.

Mencionando que, el precio aumenta considerablemente en niños, pues se requiere de anestesia general, y de mayores cuidados para garantizar una buena experiencia.

Mejor clínica de otoplastia en Madrid

La ciudad de Madrid cuenta con gran número de clínicas y centros especializados en cirugía plástica, entre ellos, la Clínica Egos, la cual se encuentra avalada por el grupo Girón, y cuenta con más de 15 años de experiencia en el sector.

Así mismo, está conformada por un excelente grupo de profesionales, especialistas en todo tipo de intervenciones quirúrgicas estéticas, quienes hacen vida en las diferentes sedes ubicadas en Barcelona, Madrid, Badalona, Girona, Tarragona y Sabadell.

Expertos en otoplastia en Madrid

En la clínica Egos podrás encontrar diferentes especialistas en el ámbito, capacitados para corregir todo tipo de defectos estéticos o congénitos en las orejas, satisfaciendo las expectativas del paciente, y brindando resultados definitivos.

Contando con las últimas tecnologías médicas, las cuales permiten una cicatrización prácticamente invisible. Cabe acotar, que a través de la página web de la Clínica Egos podrás agendar una cita directamente con el cirujano, en esta recibirás atención personalizada, donde se evaluaran las características del caso, y cuáles son las alternativas disponibles.

Además, podrás ponerte en contacto con ellos a través de su línea de Whatsapp, donde estarán felices de atenderte.

Pide tu cita

Equipo médico

Unidad de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva
dr tiago gomes

Dr. Tiago Gomes

Especialista en cirugía plástica, reconstructiva y estética

Nº colegiado: 44844

Formación y experiencia

Dr. Tiago Gomes Rodrígues es licenciado en Medicina por la Universidad de Lleida con expediente de sobresaliente. Superó el examen MIR obteniendo el puesto 40 de más de 12.000 candidatos. Se especializó en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en el Hospital Universitario de Bellvitge.

El Dr. Gomes ha continuado su formación mediante la asistencia a decenas de cursos y congresos médicos tanto en España como en el extranjero. Además, es autor y coautor de varias publicaciones médicas.

El Dr. Tiago Gomes Rodrígues es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), de la Asociación Española de Microcirugía (AEM) y pertenece al Colegio de Médicos de Barcelona con el número 44844.