Tratamiento facial plasma

El tratamiento facial con plasma (PRP) permite estimular la regeneración de colágeno y la elastina perdidos con el paso de los años y ayuda a combatir la flacidez, el envejecimiento prematuro del rostro, cuello, escote y manos, define el marco facial, suaviza las cicatrices, ojeras, estrías, flacidez, revitaliza la zona capilar, entre otros. 

Con este tratamiento lograrás aumentar la elasticidad, disminuir la flacidez, aumentar la luminosidad y disminuir las arrugas.

¿Cuál es el procedimiento para el tratamiento facial con plasma?

Es una técnica mínimamente dolorosa y con ella se consiguen muy buenos resultados. El plasma rico en plaquetas contiene abundantes factores de crecimiento, son sustancias que ayudan a que se generen nuevos vasos sanguíneos en la zona que infiltramos llegando más nutrientes a la misma y, que nos ayudan a aumentar la proliferación de células y de fibras, entre ellas algunas tan interesantes y conocidas como el colágeno y la elastina, que dan consistencia a la piel.

El PRP se obtiene de forma similar a una analítica normal. Es un tratamiento ambulatorio y no precisa ingreso. Hay que extraer un poco de sangre (20 cc) y luego se coloca en una máquina (centrifugadora) que se encarga de separar la sangre en varias partes. Una de ellas será el PRP, que cogeremos, para con él infiltrar mediante unas agujas muy finas la zona de la piel o del cuero cabelludo que queramos tratar. Lo único que se añade al PRP es un compuesto cálcico para activar las plaquetas y que liberen los factores de crecimiento, que son los elementos clave del tratamiento

¿Cuándo son visibles los resultados?

Los resultados en el caso de la bioestimulación como antienvejecimiento se observan a los 20-30 días de la sesión, sin embargo, desde los primeros días se observa mejoría, especialmente como aumento de la luminosidad.

Preguntas frecuentes

¿Se necesitan más de una sesión?

En general, aunque siempre se realizará una valoración individual del paciente, se realizan una media de 3-4 sesiones al año, separadas 4 o 6 semanas. Se repetirá para mantener los efectos 1 vez al año.

¿A quién se recomienda esta intervención?

Es un tratamiento indicado para pieles maduras que presentan signos de envejecimiento o pieles jóvenes marcadas por el acné, con lo que esto permite una regeneración celular.

¿Puede haber alguna complicación?

Podría aparecer algún pequeño hematoma en la zona de la infiltración, especialmente en la zona alrededor de los ojos. Para prevenirlo, si tratamos la zona de la cara, se debe utilizar una crema con vitamina K y protector solar en la zona tratada.

¿Es dolorosa esta intervención?

Para que resulte indoloro, se aplica una crema anestésica. Durante la aplicación se suele notar un ligero escozor en la zona tratada que se acompaña de enrojecimiento y sensación de calor.

Pide tu cita

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?