Mamoplastia: la guía definitiva [Aumento de pecho, elevación y reducción]

mamoplastia

Mamoplastia: la guía definitiva [Aumento de pecho, elevación y reducción]

¿Quieres conocer todos los detalles sobre los servicios de aumento de pecho, elevación de mamas y/o reducción de pecho? Pues sigue leyendo, porque hemos preparado una completa guía con todas las modalidades de mamoplastia.

¡Todo sobre la mamoplastia! Una completa y sencilla guía con la que podrás conocer cómo son los procedimientos, las intervenciones, los postoperatorios y mucho más.

¿Qué es la mamoplastia?

La mamoplastia es una de las especialidades de cirugía plástica más demandadas. Se trata de un conjunto de técnicas quirúrgicas empleadas para modelar la mama.

Dentro de esta especialidad se distinguen varias modalidades, aunque en esta guía solo abordaremos el aumento de pecho, la elevación de mamas y la reducción de pecho.

cómo es la operación de aumento de pecho

Mamoplastia de aumento o aumento de pecho, ¿qué es?

La mamoplastia de aumento, también conocida como aumento de pecho, es una técnica que consiste, como su nombre indica, en aumentar el volumen de las mamas, pero también en corregir asimetrías o volúmenes después de un embarazo o una pérdida considerable de peso.

¿Cómo es la intervención de aumento de pecho?

La mamoplastia de aumento consiste en la colocación de una prótesis de gel cohesivo debajo del tejido mamario o detrás del músculo pectoral.

La intervención suele durar aproximadamente 1 hora, y se realiza con anestesia general o anestesia local y sedación.

tipos de prótesis y vías de abordaje mamario

¿Cómo son las prótesis?

Existen diversos tipos de prótesis o implantes:

  • Implante redondo: el más utilizado en la actualidad. Indicado para pacientes con el polo superior de la mama vacío, o para aquellas que tienen un pecho con una correcta forma y deseen un aumento.
  • Implante anatómico: cada vez más en desuso. Indicado para pacientes con muy poco pecho, que presentan mamas tuberosas o que desean un aumento de volumen menos marcado del polo superior.

¿Cómo se colocan las prótesis?

El abordaje mamario o colocación de prótesis se puede realizar a través de tres vías:

  • Mediante incisión alrededor de la areola inferior.
  • Mediante el surco submamario.
  • Mediante incisión axilar.

El tipo de abordaje se decidirá en base a las características de los senos.

¿Cómo es el postoperatorio?

Tras la intervención es necesaria una hospitalización de 24 horas. Durante este tiempo, el equipo médico mantiene la vigilancia de la paciente para asegurarse de que todo vaya correctamente y de que la recuperación sea adecuada.

Una vez recibido el alta, las recomendaciones generales son:

  • 1 semana de reposo.
  • Uso de medicación antibiótica para prevenir infección.
  • Dormir boca arriba
  • No levantar peso.
  • No hacer deporte.
  • No levantar los brazos por encima de los hombros.

Transcurrida la semana de reposo, la valoración de realiza de forma individualizada, dependiendo del estado de recuperación de la paciente.

¿Quedan cicatrices?

Todas las intervenciones dejan una pequeña cicatriz que, con el paso del tiempo, se van difuminando. Aun así, en la medida de lo posible, todas las incisiones se realizan en lugares poco visibles, con el objetivo de disimular las cicatrices.

¿Existen riesgos?

La cirugía de aumento mamario es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Aun así, toda intervención puede conllevar riesgos, aunque en el caso de la mamoplastia de aumento o aumento de pecho, están más relacionados con las prótesis.

  • Contractura capsular

Al introducir los implantes, tanto por detrás del músculo como por debajo de la glándula mamaria, se desarrolla una cápsula fibrosa, blanda y casi indetectable, a su alrededor. Cuando dicha cápsula se vuelve dura, se debe a una respuesta del cuerpo ante un agente extraño, y suele solucionarse con medicación. Aun así, en muy pocos casos, es posible que se requiera de una nueva intervención para cortar el tejido capsular o cambiar la prótesis.

  • Rotura de implantes

Es extraordinariamente infrecuente que las prótesis puedan romperse, haciendo que el contenido salga fuera de su cápsula.

Aunque es algo muy poco frecuente, existe la posibilidad de que el implante se rompa. El uso de implantes de gel cohesivo garantiza que el contenido permanezca intacto aunque el implante esté roto.

¿Se deben cambiar las prótesis cada cierto tiempo?

No es real que haya que cambiar las prótesis o implantes cada cierto tiempo. En el pasado existía una tendencia a que los implantes se tuvieran que cambiar a los 10 o 15 años, pero actualmente no es necesario.

Sí que es cierto que existe la posibilidad de que haya que cambiarlos por complicaciones o debido al rechazo del cuerpo, pero no por norma. Generalmente, la paciente disfruta de los implantes de una forma indeterminada, realizándose un seguimiento médico exhaustivo el primer año para garantizar que todo esté correctamente.

¿Cómo saber si necesito un aumento o una elevación?

El aumento de pecho está destinado a aquellas pacientes que desean tener más volumen, mientras que la elevación de mamas se enfoca en la mejora de la forma y la posición de pechos caídos.

¿Por qué se cae el pecho?

La edad es uno de los principales factores en la caída del pecho, debido a la pérdida de elasticidad de la piel, pero no es el único. Las causas genéticas y hereditarias, los cambios bruscos de peso o ciertos periodos concretos como los embarazos también son posibles causas de esta caída.

Para mejorar la forma y la simetría mamaria y obtener un pecho firme y sin flacidez existen técnicas quirúrgicas como la elevación de mamas.

operación elevación de mamas

¿Qué es la mamoplastia de elevación o elevación de mamas?

También conocida como mastopexia, la elevación de pecho o mamoplastia de elevación es una intervención quirúrgica consistente en elevar y mejorar la forma de los pechos caídos recolocando la glándula mamaria y eliminando el exceso de piel sobrante.

No se trata de una intervención frecuente de forma aislada, sino que, en la gran mayoría de casos, la elevación va asociada al aumento. Esto se debe a las técnicas quirúrgicas que requiere la mastopexia, es decir, a la necesidad de eliminar piel para poder elevar, lo que siempre comporta una pequeña reducción de volumen.

Por ello, aquellas pacientes que quieren una elevación y desean mantener el mismo volumen, deben saber que siempre se obtendrá un poco menos, por lo que normalmente se utilizan unos pequeños implantes para aumentar.

¿Cómo es la intervención?

La mastopexia se realiza mediante una incisión circular alrededor de la areola, prolongada por una incisión vertical hasta el surco submamario. En base a los factores y características de la paciente y sus senos (edad, volumen excesivo o grado de caída de la mama), se podrá realizar una incisión de corte horizontal en el surco submamario.

La intervención no excede de las dos o tres horas, se realiza con anestesia general y se requiere de una hospitalización de 24 horas.

operación reducción de pecho

¿Qué es la mamoplastia de reducción?

La mamoplastia de reducción es una técnica quirúrgica que permite disminuir el tamaño de los pechos, alcanzando unos pechos más pequeños, firmes y proporcionados con el resto del cuerpo.

¿Qué pacientes deben someterse a una reducción de pecho?

Un exceso de volumen mamario no solo afecta de forma estética a las pacientes, sino que también puede suponer una serie de dificultades o problemáticas condicionantes en su vida diaria.

Dificultades para realizar deporte, dolores de espalda y hombros, condicionantes en la intimidad, etc.

Aquellas pacientes que consideren que el volumen de sus mamas es excesivo y que supone una dificultad en su vida diaria pueden someterse a esta intervención.

¿En qué consiste la intervención?

Mediante esta intervención se remodelan las mamas para proporcionarles una forma armoniosa acorde a la anatomía de la paciente, es decir, proporcional al cuerpo y en armonía con el tórax.

Para ello se realizan una serie de incisiones en forma de ancla, trazando una línea vertical hacia abajo desde la areola y una línea horizontal en el surco submamario. A través de dichas incisiones se extirpa la piel, la glándula y la grasa excesiva, se sitúa el pezón en su localización correcta y luego se remodela la mama remanente.

La intervención dura entre 1 y 2 horas, se lleva a cabo con anestesia general y requiere de una hospitalización de 24 horas.

¿Es doloroso?

Esta intervención no es dolorosa, al contrario. Al día siguiente, la paciente ya experimenta una sensación de alivio, puesto que ya puede sentirse más ligera.

¿Se verán las cicatrices?

La mamoplastia de reducción es un procedimiento relativamente sencillo que implica cicatrices, aunque los cirujanos plásticos se aseguran de disimularlas y esconderlas ubicándolas en sitios poco visibles. Además, a diferencia de lo que se pueda pensar, no se aplican puntos visibles, sino que van por dentro, lo que no afecta al aspecto visual de las mamas.

Aun así, hay que tener en cuenta es frecuente que existan cardenales y cierta hinchazón en el período postoperatorio, y que cada paciente cuenta con una serie de factores que implican una mejor o peor cicatrización, como los aspectos nutricionales, las propias características de su piel, los hábitos de fumar, etc.

¿Cómo es el periodo de recuperación?

Tras recibir el alta hospitalaria se aconseja 1 semana de reposo, evitando esfuerzos como coger peso o cualquier otra actividad que implique movimiento. Transcurrida la semana, será el equipo médico quien deberá valorar el estado de la paciente y determinar el momento en el que pueda retomar la actividad cotidiana.

¿Se pierde la sensibilidad del pezón?

En la mayoría de casos se conserva la areola unida a sus vasos sanguíneos y a sus nervios, por lo que la sensibilidad del complejo areola-pezón se puede conservar. Aun así, durante las primeras semanas la sensibilidad se verá reducida, por lo general de forma temporal, pero en ciertas ocasiones esta insensibilidad puede ser permanente.

¿Afecta a la lactancia?

La lactancia es posible, aunque existe riesgo de no serlo si la reducción de la mama es muy grande.

¿Cuándo se aprecian los resultados?

Los resultados en este tipo de intervención no son inmediatos, sino que podrán apreciarse pasados unos meses. Generalmente, a partir del 6º o 7º mes, las mamas ya tienen una forma definitiva y se pueden valorar los resultados.

¿Cuál es el precio de una mamoplastia en Barcelona, Badalona y Sabadell?

¿Tienes más dudas sobre la mamoplastia y quieres concertar tu primera visita gratuita?

Primera visita y valoración gratuita con financiación a medida.
¡Déjanos tus datos y nos ponemos en contacto contigo! Estamos en Barcelona, Badalona y Sabadell.

     

    No Comments

    Sorry, the comment form is closed at this time.

    Abrir chat