Lipoescultura en Madrid

Tiempo de intervención2 horas
AnestesiaGeneral
Reposo posoperatorio1 día
Cuándo son visibles los efectos10 meses
Recuperación15 días
ResultadosDuraderos

La lipoescultura es un procedimiento quirúrgico de cirugía plástica, estética y reparadora, cuyo objetivo es eliminar los depósitos de grasa localizada entre la piel y el musculo, a fines de moldear el contorno corporal de manera permanente, mencionando que esta cirugía presenta ciertas diferencias en comparación con la liposucción tradicional. En Clínica Egos somos especialistas en lipoescultura en Madrid.

¿Qué es la lipoescultura?

La lipoescultura es una operación destinada al retiro o eliminación de la grasa o tejido adiposo de diferentes partes del cuerpo, mayormente, en el abdomen, muslos, nalgas, brazos y papadas, remodelando así la silueta o contorno corporal de forma permanente.

A través de esta cirugía se logra aspirar la grasa localizada, quien generalmente ha sido renuente a los regímenes dietéticos. Mencionando que, en ocasiones el procedimiento se suelen combinar con otras intervenciones, entre ellas, el aumento de glúteos, bien sea mediante implantes, o a través de la transferencia de grasa (lipofilling).

Diferencias entre la lipoescultura y liposucción

Se trata de un tema complejo repleto de opiniones contradictorias, donde incluso la opinión de los expertos no es clara. Por ende, es importante delimitar las fronteras de ambos conceptos, en el caso de la liposucción, el término hace referencia a la disolución de la grasa acumulada, para posteriormente extraerla mediante una cánula, y bajo el efecto de la succión.

Se considera, que cualquier procedimiento basado en el mismo principio, es decir, disolución y posterior extracción de la grasa mediante succión, debe considerar liposucción. Tal es el caso del uso del láser para disolver y eliminar la grasa en áreas de poca extensión, quien de igual forma se considera liposucción.

Ahora bien, en cuanto al término lipoescultura, se agrega un nuevo elemento en su morfología, pues se combina el vocablo lipo que refiere a grasa, con la palabra escultura. Por ende, se basa en un procedimiento, cuyo objetivo es remodelar la silueta, es decir, moldear el contorno corporal.

En ocasiones, el procedimiento no sólo se limita a retirar la grasa localizada o sobrante, sino también se encarga de utilizar este tejido adiposo, y agregarlo en otra zona del cuerpo, con el fin de otorgarle la apariencia deseada. Acotando que, durante la lipoescultura se puede utilizar la técnica de liposucción para cumplir el objetivo de moldear el cuerpo.

Finalmente, es pertinente destacar el término laserlipólisis, una técnica que permite disolver las bolsas de grasa, sin utilizar un efecto de succión, pues el organismo se encargará de reabsorberlas, procedimiento que emplea para diferentes fines, entre ellos, el tratamiento de la celulitis.

Candidatos para este tratamiento

La lipoescultura no es un procedimiento dirigido al tratamiento de la obesidad o la pérdida de peso, pues su objetivo se limita a la eliminación de grasa localizada, siendo ideal para la disolución de los cúmulos de grasa rebelde, quienes suelen mantenerse pese a llevar una dieta balanceada, y tener hábitos de ejercicio.

Por ende, la cirugía puede ser practicada en personas con un peso normal, o en pacientes con un poco de sobrepeso, lo importante es tener una piel firme y elástica para poder asegurar un resultado óptimo. Cabe destacar, que no se recomienda este procedimiento para personas con problemas de circulación, enfermedades cardiacas o respiratorias.

Mencionando que, las características del candidato a la cirugía se evalúan con mayor detalle, durante la consulta inicial con el cirujano plástico, donde se evaluará el estado de salud del paciente, la extensión de la acumulación de grasa que presenta, y el tono de la piel, es decir, su firmeza y elasticidad.

Durante esta etapa, también se consideran las expectativas del paciente, las cuales deben ser expuestas de forma honesta, a fines de que se puedan considerar todas las opciones disponibles para alcanzar la silueta corporal deseada.

Procedimiento

La cirugía se realiza dentro de un quirófano, y se recomienda el ingreso del paciente uno o días previos a la operación, dependiendo de las indicaciones médicas. No se debe realizar este procedimiento durante una consulta, o en una habitación, pues en este espacio no se cuenta con las condiciones de asepsia, y equipamiento necesario.

Si el paciente presenta un buen estado de salud, no serán necesarios muchos exámenes preoperatorios, estudios que si deben realizarse si el paciente presenta alguna condición médica, o tendencia a presentar hemorragias, destacando que, algunos expertos recomiendan no utilizar ninguna medicación anticoagulante durante los 10 días previos a la cirugía.

Durante el procedimiento se efectuaran un par de incisiones menores a 1 centímetro, a través de las cuales se introduce una cánula, quien se encarga de aspirar o succionar la grasa, pues uno de sus extremos está conectado a una máquina que genera vacío, o en su defecto a una jeringa especial.

Posteriormente, el cirujano comenzará a mover estratégicamente la cánula, para eliminar todos los depósitos de grasa bajo la piel, lo que puede terminar allí, o en ocasiones se procede a reimplantar el tejido extraído en otra zona, como los glúteos o las mamas.

La anestesia a utilizar depende de diferentes factores, en ocasiones se suele utilizar anestesia local más sedación, especialmente, en casos donde la cantidad de grasa a eliminar es baja. En términos generales, la anestesia más utilizada para lipoescultura es la epidural.

Cabe acotar, que durante las intervenciones donde la grasa debe ser reinsertada en otra zona como las mamas, el procedimiento suele ser más extenso, y se realiza bajo anestesia general.

Tiempo de la intervención

El tiempo de la cirugía suele oscilar entre 1 y 3 horas, dependiendo del área y la cantidad de grasa que se desea extraer, mencionando que estos procedimientos no suelen exceder las 4 horas.

Después de la operación

En ocasiones tras la cirugía, se coloca una prenda de comprensión o faja, sobre la zona tratada, la cual formará parte de los cuidados postoperatorios, pues su uso se suele extender por un mes. Esta prenda será una faja o unas medias de comprensión, las cuales tienen como objetivo controlar la hinchazón, y el sangrado.

A fines de contribuir a la recuperación de la piel y ayudarla a que se adapte a su nuevo contorno. Como se comentaba previamente, esta prenda debe ser utilizada todo el día y la noche durante el primer mes, sin embargo, transcurrido este tiempo, sólo se utiliza durante el día por un par de semanas adicionales, dependiendo de las indicaciones del cirujano plástico tratante.

La recuperación postoperatoria es un proceso gradual, es usual despertarse con sensación de pesadez, a causa del exceso de fluidos administrados, y la inflamación y hematomas que presentan las áreas tratadas. Mencionando que, estas molestias son tratadas con la medicación que prescriba el cirujano tratante.

Durante el postoperatorio se recomienda mantenerse activo, pues esto ayuda a acelerar el proceso de recuperación, generalmente, el individuo podrá reincorporarse a sus actividades laborales después de una semana. Los puntos serán retirados por el médico, o se caerán por si solos transcurridos 5 o 10 días de la operación.

Por otra parte, la inflamación y los hematomas desaparecerán progresivamente durante los primeros dos meses, destacando que los resultados son inmediatos, sin embargo, estos no logran apreciarse con claridad y detalle hasta después del primer mes, donde ya se observa la forma definitiva del contorno.

En resumen, los días de mayores cuidados y reposo serán los primeros 3, a la semana ya podrás regresar a tu trabajo, y trascurridos 10 días podrás retomar la actividad física de forma paulatina.

Ventajas de este tratamiento

Sin duda, un procedimiento que otorga resultados satisfactorios, y ofrece diversas ventajas como:

  • Obtención de la figura deseada, ya que al extraer la grasa sobrante se moldea la silueta.
  • Eliminación de la grasa en zonas conflictivas, donde pese a mantener hábitos alimenticios saludables la grasa se mantiene rebelde.
  • Obtención de resultados inmediatos y definitivos, ajustados a las expectativas del paciente, aunque se recomienda esperar un mes para visualizar el resultado permanente.

Precio lipoescultura en Madrid

Los precios de la lipoescultura en Madrid, varían de acuerdo a las características del paciente y del caso, las cuales deben ser evaluadas por el cirujano, en términos generales, los precios suelen oscilar entre los 1800 y 5000 euros, mencionando que el monto incrementa considerablemente si se desea reinsertar la grasa en otra zona.

Mejor clínica de lipoescultura

Uno de los mejores centros para la realización de este procedimiento quirúrgico, es la clínica Egos, quien cuenta con más de 15 años de experiencia, y múltiples profesionales especialistas en cirugía plástica y estética.  

Contando además con diferentes sedes en territorio español, específicamente en Barcelona, Madrid, Badalona, Girona, Tarragona y Sabadell, mencionando que a través de la página web podrás solicitar una cita para evaluar de forma detallada y profesional las características del caso.

Expertos en lipoescultura Madrid

Cada uno de los profesionales que integra el equipo de Clínica Egos, cuenta con destacada trayectoria y es capaz de brindar excelentes resultados, utilizando para ello, los mayores avances tecnológicos acompañadas de novedosas técnicas quirúrgicas, a fines de optimizar el proceso, y disminuir el tiempo de recuperación.

Ofreciendo así, diferentes alternativas en cuanto a cirugía estética corporal se refiere, ideales para pacientes que han perdido gran cantidad de peso, o quienes por motivos personales desean moldear su contorno corporal.

Pide tu cita

Equipo médico

Unidad de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva
dr tiago gomes

Dr. Tiago Gomes

Especialista en cirugía plástica, reconstructiva y estética

Nº colegiado: 44844

Formación y experiencia

Dr. Tiago Gomes Rodrígues es licenciado en Medicina por la Universidad de Lleida con expediente de sobresaliente. Superó el examen MIR obteniendo el puesto 40 de más de 12.000 candidatos. Se especializó en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en el Hospital Universitario de Bellvitge.

El Dr. Gomes ha continuado su formación mediante la asistencia a decenas de cursos y congresos médicos tanto en España como en el extranjero. Además, es autor y coautor de varias publicaciones médicas.

El Dr. Tiago Gomes Rodrígues es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), de la Asociación Española de Microcirugía (AEM) y pertenece al Colegio de Médicos de Barcelona con el número 44844.