Cómo retomar el ejercicio evitando lesiones

Cómo retomar el ejercicio evitando lesiones

Han sido muchos los meses que han pasado desde la última vez que pudimos hacer ejercicio libremente y sin tener en cuenta ciertas medidas de seguridad y distanciamiento social. La situación actual es muy distinta a la que vivíamos hace apenas un año, pero eso no quiere decir que debamos abandonar nuestros hábitos o aficiones.

El deporte, además de ser una opción más que recomendable para pasar el tiempo libre, es un hobby cada vez más popular, independientemente de la disciplina. Aun así, sabemos que, por diversas causas, son muchos los que aún no se han animado a retomar el ejercicio o los que no saben cómo hacerlo después de tanto tiempo.

Por ello, ¡os dejamos algunas recomendaciones!

Calentamiento y estiramiento

Preparar el cuerpo para el esfuerzo físico es un básico en cualquier actividad o ejercicio, sobre todo si hace tiempo que no practicas o que has estado en casi total inactividad. Las articulaciones, la circulación o los músculos, entre otros, necesitan prepararse para dar una respuesta óptima y sin lesiones a las exigencias que cualquier tipo de ejercicio requiere.

Junto al calentamiento, el estiramiento, tanto antes como después del ejercicio, ya que con ellos conseguirás, de forma previa, prepararlos para el esfuerzo y, posteriormente, ayudarlos a volver a su estado normal.

Esfuerzo progresivo

Posiblemente seas de los que han realizado deporte o ejercicio durante mucho tiempo, pero ten en cuenta que, aunque no hayas tenido un paro total de actividad, la frecuencia o la intensidad sí ha sido menor, al menos durante un par de meses.

Por ello, a la hora de retomar el ejercicio físico, el esfuerzo ha de ser progresivo, dando tiempo al cuerpo a que recupere su ritmo y vuelva a estar preparado, poco a poco, a dar lo mejor de sí.

Adaptación

Finalmente, muy vinculado con el apartado anterior, la adaptación. Tu cuerpo necesita tiempo para adaptarse, y tu mente también. No esperes recuperar el ritmo o los tiempos que mantenían antes.

Poco a poco volverás a lograrlo, pero si quieres evitar lesiones, no fuerces la máquina.

Tómate tu tiempo, pero no abandones el ejercicio por miedo a las lesiones. ¡Hay formas de evitarlas!

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.