¿Qué comer antes de la cirugía?

¿Qué comer antes de la cirugía?

Los días previos a la cirugía, aconsejamos una alimentación sana, disminuyendo el consumo de alcohol, y tomando abundante fruta y verdura. También es aconsejable los hidratos de carbono de fácil asimilación (arroz y pasta) y las proteínas (carne, pescado, huevo…)

Para las personas que obesas que se someten a una liposucción, abdominoplastia o reducción de mamas,  la mejor opción sería seguir un régimen de adelgazamiento unos meses antes de la intervención. Normalmente el objetivo de las intervenciones de cirugía estética es mejorar el contorno corporal no perder peso, además la recuperación es más rápida y con menos riesgo de complicaciones cuando no hay exceso de peso.

El día antes de la cirugía la alimentación debe ser ligera, de fácil digestión y procura cenar al menos 2 horas antes de acostarte, evitando comidas muy grasas y prescinde del alcohol y del café.  Recuerda que si te operas con anestesia general debes acudir en ayunas no puedes comer ni beber nada las horas que preceden a la intervención.

La fruta, sobre todo si es rica en Vitamina C, favorece la formación de colágeno, necesario para la recuperación posterior, aumenta la energía y favorece la cicatrización.

 

¿Qué comer después de la cirugía?

  1. En líneas generales después de una intervención quirúrgica la alimentación debe contener principalmente; hidratos de carbono de fácil asimilación (arroz, pasta) y proteínas (carne, pescado, huevos).
  2. Es importante la ingesta de líquidos, agua, zumos (no azucarados) e infusiones. Si la orina tras la intervención es densa y amarilla debemos aumentar la ingesta de líquidos hasta que la orina sea clara.
  3. Tras la cirugía los pacientes deben tomar antibióticos para prevenir infecciones. Los antibióticos alteran la flora intestinal así que tomar yogur puede ayudar a regenerar la flora bacteriana intestinal dañada por los antibióticos, además de estimular el sistema inmunitario.

 

Recomendaciones específicas para algunas intervenciones

  • Tras la abdominoplastia hay que evitar comidas que provoquen gases, ya que la distensión del abdomen producida puede causar molestias.
  • Después de la liposucción se aconseja realizar comidas pobres en grasas con el fin de evitar que los adipositos (células que almacenan la grasa) que quedan tras la intervención se hipertrofien (se agranden).
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.