Lifting de Brazos

El lifting de brazos o dermolipectomía es un procedimiento quirúrgico que permite retirar la piel y grasa localizada en las caras internas de brazos y muslos, reafirmar las zonas caídas y mejorar así, el contorno de estas zonas. 

Con el paso de los años o una brusca pérdida de peso pueden producir una notoria pérdida de elasticidad de la piel en la cara interna de las extremidades que produce un antiestético descolgamiento de la piel.

Tiempo de Intervención2 horas
AnestesiaGeneral
Reposo Post Operatorio1 día
Cuándo son visibles los efectos10 meses
Recuperación15 días
ResultadosDuraderos

¿Qué procedimientos existen?

La técnica de la dermolipectomía se puede realizar en dos zonas del cuerpo diferentes, en brazos o muslos.

La dermolipectomía aplicada a la zona de los muslos se denomina dermolipectomía crural y es la técnica consistente en traccionar la piel de los muslos en sentido superior y medial para conseguir mejorar el descolgamiento y el volumen de los mismos.

De otro lado, la dermolipectomía o lifting de brazos se denomina dermolipectomía braquial y se realiza para eliminar el exceso de grasa y piel que suele aparecer en la cara interna de los brazos después de una importante pérdida de peso o por el descolgamiento natural de los tejidos por el paso del tiempo.

¿Cómo es la intervención de lifting de brazos?

La intervención de la dermolipectomía puede durar entre 2 y 3 horas, dependiendo de la complejidad de la misma. El tipo de anestesia utilizada para esta clase de intervenciones es general, aunque en algunos casos puede utilizarse la anestesia local con sedación. Dependiendo de cómo se desarrolla la intervención, el paciente quizás necesite estar 24-48 horas de ingreso hospitalario.

A través de una incisión en la cara interna de los brazos, se retira el exceso de piel y grasa y una vez finalizado el proceso, se sutura.

¿Cómo es el postoperatorio de dermolipectomía?

Es muy recomendable abandonar el consumo del tabaco o una reducción del mismo semanas antes de la intervención, ya que esto influye de forma positiva en la vascularización de los tejidos y ayuda a una mejor cicatrización.

La vuelta a la normalidad puede estar en torno a las 3-4 semanas, dependiendo del estado físico previo de la persona. Es muy recomendable alrededor de este tiempo que el paciente inicie suavemente el ejercicio físico.

Pide tu cita

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?