Liposucción y lipoescultura en Barcelona

La liposucción o lipoescultura es una intervención de cirugía estética que permite remodelar la silueta en aquellas partes del cuerpo afectadas por una acumulación excesiva de grasa.

Duración de la intervención

Generalmente, la operación de liposucción se realiza con anestesia local y sedación, aunque puede variar según sean las características propias de cada paciente y del área a tratar.

La operación de liposucción suele tener una duración aproximada de entre una a dos horas, y siempre debe llevarse a cabo en un quirófano para garantizar todas las medidas de asepsia y seguridad.

Descripción de la técnica

La grasa es extraída mediante unas finas cánulas conectadas a una máquina de vacío. Para introducirlas sólo se requieren unas incisiones mínimas, por lo que las posibles cicatrices serán prácticamente imperceptibles. La liposucción permite obtener un resultado óptimo y casi permanente en la medida en que las células grasas no tienen la capacidad de multiplicarse por lo que los adipocitos no volverán a producirse.

Periodo de recuperación

En el post-operatorio, se coloca una prenda compresiva que ayudará a la piel a ajustarse a su nuevo contorno corporal, que deberá llevarse durante unas cuatro semanas. Es normal que aparezcan hematomas e inflamación en la zona intervenida que irán desapareciendo paulatinamente.

La vuelta a la normalidad en técnicas como la liposucción suele rondar en torno a la semana, aunque este tiempo es estimado y variable dependiendo de la zona intervenida y de la persona.