Tratamiento de balón gástrico

El balón gástrico o balón intragástrico es un globo de silicona que se inserta mediante endoscopia en el estómago del paciente, con el fin de conseguir reducción de peso en personas con obesidad, generando sensación de plenitud para reducir el consumo de alimentos.

La aplicación del tratamiento del balón gástrico se desarrolló a partir de observaciones de los efectos en la pérdida de peso. Fue diseñado en los años 80 para ayudar a las personas con problemas de obesidad o cualquier otro trastorno que les complique tener un peso ideal. 

Cabe destacar que el balón gástrico es uno de los métodos más efectivos en la actualidad para la pérdida de peso, y su implantación es indolora y mínimamente invasiva. Antes de introducirlo, se examina el estómago para asegurarse de que no exista alguna enfermedad que contraindique su colocación.

El tratamiento de balón gástrico es exitoso porque  disminuye la sensación de hambre, provocando una pérdida de peso eficaz y en muy poco tiempo. Dicho método es supervisado por médicos nutricionistas, psicólogos y endocrinólogos, haciendo posible que el paciente tenga un estilo de vida saludable.

El balón gástrico fue probado para que dure seis meses dentro del estómago del paciente. Finalizado el tiempo recomendado, el organismo podría llegar a rechazarlo y la pérdida de peso comienza a disminuir. También podemos conseguir el balón gástrico ajustable, que puede mantenerse en el estómago durante un año.

Personas a las que va dirigido el tratamiento del balón gástrico

Dicho tratamiento va dirigido a personas con problemas de obesidad que deseen perder más de 12 kilos.  Esta pérdida de peso está supervisada por especialistas, para que el paciente siga con una buena alimentación, mejorando su estilo de vida y su salud.

Es importante señalar que este tratamiento está indicado para personas que presentan problemas metabólicos, respiratorios, cardiacos y digestivos, o que simplemente no pueden bajar de peso con dietas convencionales. Cabe señalar que un aumento de peso excesivo podría significar graves riesgos para la salud.

El balón gástrico está desarrollado para no deteriorarse con la acidez del estómago, presentando una válvula de silicona que se cierra cuando el balón está lleno. Dicho tratamiento exige un gran compromiso por parte del paciente, que deberá reeducar su comportamiento alimenticio para contribuir a la pérdida de peso.

Una vez está el balón gástrico en el estómago, se rellena con solución salina y se cierra la válvula. Cabe destacar que el balón se rellena en función del peso y la altura del paciente, ocupando así entre el 30 % y 40 % del tamaño total del estómago.

Cuando no se indica el tratamiento de balón gástrico, se pueden ver otras opciones como por ejemplo los tratamientos de endomanga o cirugía bariátrica.

Tipos de balones intragástricos 

Actualmente, se realiza la implantación del balón gástrico orbera, el cual está aprobado a escala europea y en los Estados Unidos. Existen dos tipos de balones intragástricos orbera y la diferencia está en el tiempo en el que pueden durar dentro del estómago.

La duración de los balones es de seis a doce meses., Si bien uno puede tener la sensación de que los balones tienen la misma apariencia, el balón gástrico puede durar 12 meses, y presenta un mayor número de capas y mayor cantidad de silicona que se emplea en su fabricación.

El balón de seis meses es indicado para pacientes que presentan un peso menos elevado y requieren una pérdida de peso menor que la del balón de doce meses. También es recomendable el de doce meses para pacientes que tienen un mayor riesgo de recaída en sus costumbres alimenticias.  

Riesgos y complicaciones del balón gástrico 

El procedimiento de colocación del balón gástrico es sencillo y rápido por ser una intervención mínimamente invasiva. No requiere hospitalización y dura aproximadamente 20 minutos, dependiendo del balón gástrico usado. El tratamiento dura de seis a doce meses, y al cumplir ese tiempo, se procede a la retirada del balón a través de la endoscopia.

Las complicaciones de este tratamiento son mínimas. Los primeros días de la implantación el paciente puede presentar síntomas como náuseas, vómitos y dolores abdominales. Son muy pocos los casos en los que el cuerpo no tolere el tratamiento y como consecuencia deba ser retirado.

El tratamiento del balón gástrico no debe ser indicado en personas que se hayan realizado alguna cirugía estomacal, o que en el momento de la intervención haya presencia de alguna enfermedad estomacal en la que el equipo médico indique que no es adecuada la implantación del balón gástrico.

Las complicaciones del tratamiento están relacionadas con el método endoscópico, tales como lo es la sedación, la perforación y el contacto prolongado con la mucosa, que pueden resultar en una obstrucción intestinal o esofágica.

No se debe implantar dicho balón cuando se observan anomalías de la faringe y el esófago, embarazo, trastornos psiquiátricos, ulceración, esofagitis y lesiones de la mucosa gástrica.

Ventajas del tratamiento de balón gástrico 

Se hace énfasis en la  reconducción en los hábitos alimenticios y el estilo de vida del paciente. Este debe ser atendido por un equipo de médicos multidisciplinarios que le brindará asistencia nutricional, médica y psicológica.

Otra gran ventaja de este tratamiento es que es indoloro y mínimamente invasivo, sin cirugía, ya que se realiza por endoscopia. De cualquier manera, no causa ningún tipo de molestia, porque las complicaciones y la duración de dicho tratamiento son mínimas.

Lo más importante y que se debe tener en cuenta es el cuidado a la hora de realizarse el tratamiento, principalmente cambiando los hábitos alimenticios enfocada a la pérdida de peso.

NUESTROS TRATAMIENTOS DE LA OBESIDAD

En Clínica Egos ponemos a tu disposición los siguientes tratamientos para la pérdida de peso. Ponte en contacto con nosotros, te ayudaremos a dar con la solución para tu problema de obesidad o sobrepeso.

Ponemos a tu disposición diferentes tratamientos del sobrepeso, con las técnicas más eficaces para remodelar tu cuerpo, perder volumen o acabar con la grasa localizada. El equipo médico de Clínica Egos estudiará tu caso dependiendo de tus necesidades y objetivos que quieras plantearte para recomendarte el mejor tratamiento. Con nuestra ayuda podrás lucir la imagen estética que deseas.

Tratamiento endoscópico que permite perder entre 15 y 30 kg en 6 o 12 meses. No requiere cirugía ni hospitalización. 

Tratamiento que reduce el estómago más de un 60% mediante endoscopia. Sin incisiones ni cicatrices.
Resultados permanentes.

Cirugía que reduce el estómago hasta en un 80% mediante laparoscopia. Resultados permanentes.

Pide tu cita

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?