• Slider photo
  • Slider photo

ABDOMINOPLASTIA en Barcelona

La abdominoplastia es una técnica quirúrgica que se encarga de eliminar el exceso de piel y grasa abdominal, tonificar el tronco y cintura, restaurando la posición de los músculos. El objetivo es dejar un abdomen plano y firme, tras una pérdida de cintura por embarazos, ganancia o pérdida significativa de peso o envejecimiento. El resultado obtenido no puede conseguirse con ejercicio físico o dietas.

El tipo de anestesia utilizada para esta clase de intervenciones es general. En intervenciones como mini-abdominoplastia podrá utilizarse anestesia local más sedación, quedando así insensibilizada la zona abdominal.

La duración de esta técnica quirúrgica puede variar dependiendo de la complejidad de la intervención, pero suele estar en torno a las 2 o 3 horas. La abdominoplastia o mini-abdominoplastia son intervenciones que requieren ingreso hospitalario que varia entre 24 a 48 horas.

Esta intervención se realiza mediante una incisión en la zona abdominal desde la espina iliaca antero superior derecha hasta la izquierda, por encima del pubis, para así, dejar la cicatriz oculta por el bañador o ropa interior.

En el post-operatorio, se recomienda que el paciente comience a caminar cuanto antes pero no realizar deporte hasta semanas posteriores. Generalmente no dejamos puntos externos en la piel, toda la sutura se realiza por dentro, pudiendo quedar algún cabo que será retirado en torno a las 2 semanas. La sutura interna es reabsorbible en un tiempo aproximado de 2-3 meses, tiempo suficiente para que se haya iniciado la cicatrización. El vendaje será sustituido por una faja abdominal que deberá utilizarse durante al menos un mes el mayor tiempo posible, pudiendo ser retirada para el aseo y puntualmente durante algunas horas.

Es muy recomendable abandonar el consumo del tabaco o una reducción del mismo semanas antes de la intervención, ya que esto influye de forma positiva en la vascularización de los tejidos y ayuda a una mejor cicatrización.

La vuelta a la normalidad puede estar en torno a las 3-4 semanas, dependiendo del estado físico previo de la persona. Es muy recomendable alrededor de este tiempo que el paciente inicie suavemente el ejercicio físico.

TE INFORMAMOS GRATUITAMENTE

Pide una visita gratuita y sin compromiso, y conoce a los doctores que se encargarán de tu cirugia personalmente. Llámanos o déjanos tu contacto y con gusto te llamaremos cuando tu nos digas.