• Slider photo
  • Slider photo

AUMENTO DE MAMAS en Barcelona

El aumento de mamas es una de las intervenciones más frecuentes. Es una técnica para aumentar el volumen de las mamas, corregir asimetrías o la simple corrección del volumen después de una perdida considerada de peso o embarazo. Esta técnica se realiza mediante la colocación de prótesis.

La duración de esta técnica está en torno de una 1 o 2 horas. Este procedimiento quirúrgico se lleva a cabo generalmente mediante anestesia general o anestesia local y sedación. Es necesaria la hospitalización aunque el paciente puede recibir el alta en el mismo día o 24 horas después de la intervención. Se recomienda no realizar grandes esfuerzos los primeros días después de la intervención ni realizar deporte. La recuperación y reincorporación a vida cotidiana se procede en torno a los 2 o 3 días, dependiendo de la actividad diaria realizada.

Este tipo de intervención consiste en la colocación de una prótesis de gel cohesivo debajo del tejido mamario o detrás del músculo pectoral, esta última localización es la más frecuente. Cada localización tiene sus pros y contras.

Se puede realizar mediante tres tipos de incisiones:

  • incisión alrededor de la areola
  • incisión a través del surco bajo la mama
  • incisión en la axila.

Tipo de implante:

El implante anatómico es el más apropiado para mujeres con muy poco pecho, aquellas mujeres que presentan mamas tuberosas, o aquellas que deseen un aumento en el que el volumen del polo superior sea menos marcado.

El redondo está más indicado para aquellas mujeres que tienen vacío el polo superior de la mama, o aquellas que tienen un pecho con una correcta forma y deseen un aumento

Todas las intervenciones dejan una pequeña cicatriz que con el paso del tiempo, aunque nunca desaparecen, si que se va difuminando al adquirir una coloración blanquecina.

El aumento de mamas no interfiere en la lactancia materna, pero tras el parto hay que esperar 6-12 meses tras la lactancia para someterse a la intervención.

Existen evidencias clínicas, que confirman que no hay influencia en portar una prótesis mamaria con la aparición de un cáncer de mama. Ni de ninguna enfermedad autoinmune.

Contractura capsular: Tanto en los implantes por detrás del músculo como por debajo de la glándula mamaria, se desarrolla una capsula fibrosa alrededor del implante. Normalmente esta glándula es blanda, elástica e indetectable, pero en muy pocas ocasiones se vuelve dura y palpable. Esto es una respuesta natural del cuerpo frente a un cuerpo extraño. Suele resolverse con medicación aunque en algún caso muy puntual será necesaria una nueva intervención para cortar el tejido capsular o cambio de la prótesis. Para evitar este tipo de complicaciones el cirujano siempre recomendará realizar masajes suaves y en todas las direcciones.

Rotura de implantes: Así mismo existe riesgo de rotura de implantes, aunque en la actualidad la calidad nuestros implantes son excelentes y están homologados por el Ministerio de Sanidad. En los implantes de gel cohesivo, la mayor parte de las veces, el contenido permanece intacto aunque el implante esté roto, debido a su composición. Es necesario por tanto la revisión de implantes periódicamente para evitar que esto suceda.

Recomendaciones indicadas en el post-operatorio son:

  • Guardar reposo durante las primeras 24/48 horas.
  • Utilizar la medicación antibiótica para prevenir cualquier infección.
  • Dormir boca arriba.
  • No levantar peso excesivo y evitar levantar brazos por encima de los hombros.
  • Realizarse masajes de forma rotatoria, comprimiendo y hundiendo levemente a partir de las 3-4 semanas.

TE INFORMAMOS GRATUITAMENTE

Pide una visita gratuita y sin compromiso, y conoce a los doctores que se encargarán de tu cirugia personalmente. Llámanos o déjanos tu contacto y con gusto te llamaremos cuando tu nos digas.